Uso de Cookies Este sitio web utiliza cookies de terceros para analizar y medir la navegación y mejorar su experiencia de usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Rechazar cookies Aceptar cookies
Blog » La importancia de la "inteligencia emocional en los niños"

La importancia de la "inteligencia emocional en los niños"

 17/10/2018 Hoy no escribo, sino comparto un poco de información, que a mí parecer, se debería incluir en tooodos los colegios, y desde muy pequeñitos, la "educación basada en la inteligencia emocional", estarás o no de acuerdo conmigo, pero está claro que el éxito en la vida no va directamente relacionado con excelentes notas, y a mis hija se los digo por activa y por pasiva, iré en contracorriente a lo que otras mamás y papás piensan sobre esto, pero no presiono a que consigan 10. Y me quedó en eso. No, estoy convencida que la "actitud" lo es todo en el largo camino que les queda por recorrer. Y por suerte ya se está viendo que fomentar este tipo de inteligencia, es la que va a ayudarlos y a ayudarnos a gestionar cada momento de nuestras vidas. Y lo digo por los adultos, también. Por el mundo hay mucha carencia de empatía, sentimiento de equipo, etc. Por eso me parece algo fundamental que se trabaje en los colegios, pena que es en pocos, pero en casa podemos fomentarlo en cada gesto. Porque los sentimientos bien gestionados, son la base de un niño sano y por consiguiente un adulto respetuoso en todos lo sentidos, con el que tiene al lado.
De hecho se está dando charlas y preparación hasta en los comedores escolares, así que mira hasta que punto es importante!!!.
Aquí dejo un pequeño resumen de lo que la importancia de trabajar mucho en ella, son todos beneficios!


.... "Diferentes motivos justifican abordar y trabajar la dimensión emocional en los centros educativos y en todas las etapas, y más si cabe en la educación obligatoria. Una de las más destacadas seria el efecto preventivo, que se podría abordar desde el sistema educativo, ya que en nuestra sociedad actual crecen de forma vertiginosa, los casos que tienen relación con la falta de control de las emociones y con la falta de respeto, tolerancia y empatía hacia la diversidad, ya sea violencia domestica, racismo, homofobia, sexismo… y que los medios de comunicación a diario nos muestran señales de ello.

Desde el punto de vista del sistema tradicional, las matemáticas, las ciencias sociales o el lenguaje se han convertido en los principales ejes de un desarrollo cognitivo del alumnado, con un olvido casi generalizado del desarrollo emocional. Sin embargo cada vez se tiene más claro y las evidencias científicas así lo demuestran, en que la educación debe orientarse al pleno desarrollo de la personalidad del alumnado. Lo que implica que el desarrollo cognitivo debe ir de la mano del desarrollo emocional.


El concepto de inteligencia emocional fue popularizado por el psicólogo estadounidense Daniel Coleman y hace referencia a la capacidad para reconocer los sentimientos propios y ajenos.

Para Coleman, la inteligencia emocional implica cinco capacidades básicas: descubrir las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear una motivación propia y gestionar las relaciones personales.

La inteligencia emocional nos permite:

Tomar conciencia de nuestras emociones
Comprender los sentimientos de los demás.
Tolerar las presiones y frustraciones que soportamos en nuestro contexto.
Acentuar nuestra capacidad de trabajar en equipo.
Adoptar una actitud empática y social que nos brindará mayores posibilidades de desarrollo personal.
Participar, deliberar y convivir con todos y todas desde un ambiente armónico y de paz.

Lo beneficios de la inteligencia emocional en los niños y adolescentes son múltiples, entre ellos podemos destacar: la mejora de la conducta, la creación de una autoestima sana, hace a los niños y adolescentes más responsables, seguros y autónomos, ayuda en el bienestar personal y ayuda a desarrollar las habilidades sociales básicas para cualquier tipo de relación.

Otra referencia a tener en cuenta para la escuela que queremos y deseamos en el siglo XXI es Howard Gardner. Este y sus colaboradores de la prestigiosa Universidad de Harvard advirtieron que la inteligencia académica (la obtención de titulaciones y méritos educativos; el expediente académico) no es un factor decisivo para conocer la inteligencia de una persona.

La investigación de Howard Gardner ha logrado identificar y definir hasta ocho tipos de inteligencia distintas.

El Informe «La educación encierra un tesoro», de la Comisión internacional sobre la educación para el siglo XXI a la UNESCO sostiene que los sistemas educativos han priorizado la adquisición de conocimientos en perjuicio de otras formas de aprendizaje. En él se considera que entre los cuatro pilares que constituyen las bases de la educación se encuentra el “aprender a vivir”, lo que significa establecer relaciones interpersonales útiles; y el “aprender a ser”, para desarrollar positivamente la propia personalidad.


El profesorado juega un papel muy importante en el proceso educativo al servir de ejemplo para su alumnado, es por ello que los profesionales del ámbito educativo deben haberse formado en la gestión de emociones para poder hacer uso de estas competencias en el aula. Además, es imprescindible que el profesorado reciba formación específica para desarrollar estas capacidades.
En definitiva y en relación a todo lo comentado anteriormente, la escuela tendrá en el siglo XXI la responsabilidad y el reto de educar las emociones. La capacidad del adulto para captar, comprender y regular las emociones del alumnado es el mejor índice del equilibrio emocional de su clase.

En este momento de debates políticos sobre los cambios educativos, sería una buena ocasión para reflexionar sobre la inclusión de las habilidades emocionales de forma explícita en el sistema escolar. Dejando que los expertos puedan llevar a cabo su trabajo y no sean decisiones políticas, sino educativas, las que realmente se valoren y se tengan en cuenta. Por tanto, la escuela y la administración deberían asumir el reto de una EDUCACIÓN, en mayúsculas para vivir un mundo mejor… y creo que queda claro que la inteligencia emocional es una herramienta imprescindible para ello."....
Recomendaciones:

Educación emocional. Programa para Educación Primaria.(Autor, Rafael Bisquerra).
 Volver

Recibe ofertas y novedades